|

Las 10 pinturas más famosas del mundo

Cuando los primeros seres humanos trazaron hace más de 45.000 años figuras de animales y motivos geométricos en las paredes de las cuevas dieron forma a las primeras pinturas, que hoy continúa siendo un medio de expresión y una manifestación que forma parte de las siete bellas artes, en conjunto con otras ciencias, como la literatura y la arquitectura.

Aunque no se pueden cuantificar ni conocer las obras creadas durante los últimos milenios, sí se pueden destacar aquellas que han destacado sobre otras logrando una trascendencia sorprendente y alcanzan la fama requerida que las convierte en familiares para el gran público.

Para saber cuáles son las pinturas más famosas del mundo hemos recurrido a Google, que nos ha arrojado los resultados de las búsquedas de los cuadros más buscados por los usuarios de la plataforma.

 

 

La Gioconda, de Leonardo Da Vinci


También conocida como Mona Lisa, es la obra con más renombre de Leonardo Da Vinci y el cuadro más famoso del mundo. Hoy en día, la pintura se encuentra en el Louvre de París y su historia empezó entre los años 1503 y 1519 en Florencia, la ciudad italiana considerada la cuna del Renacimiento, donde Da Vinci pintó La Gioconda. Se dice que es un retrato de Lisa Gherardini, esposa de Francesco del Giocondo, pero también se ha rumoreado que se trata de la madre de Da Vinci, Caterina, o incluso que es un autorretrato del pintor. La fama de esta pintura no se basa únicamente en la técnica empleada o en su belleza, sino también en los misterios que la rodean.

¿Quién es el sujeto y por qué está sonriendo? Su calidad enigmática ha seducido a las personas durante siglos. Además, el robo que sufrió en 1911, las reproducciones realizadas, las múltiples obras de arte que se han inspirado en el cuadro y las parodias existentes contribuyen a convertir a La Gioconda en el cuadro más famoso del mundo, visitado por millones de personas cada año

Guernica, de Pablo Picasso

Lo primero que sorprende del Guernica es su extraordinario tamaño. Los 3,49 metros de altura por los 7,77 metros de ancho lo convierten en uno de los cuadros más grandes pintados por el artista malagueño. Un auténtico gigante que magnifica más aun si cabe la obra, una de las más importantes del siglo XX que es testigo del bombardeo alemán a la ciudad del mismo nombre que la pintura en 1937 y que provocó casi 2.000 muertes. Pablo Picasso deseaba retransmitir el horror, pero especialmente el sufrimiento de los habitantes españoles durante la guerra civil del país. El lienzo se mantuvo durante mucho tiempo en el MoMA de Nueva York, según el deseo del pintor y volvió a España en 1981.

La noche estrellada, de Vincent Van Gogh

La obra maestra del holandés fue pintada en 1889 por Van Gogh en el manicomio de Saint-Rémy, donde se recluyó hacia el final de su vida. De hecho, el lienzo parece reflejar su turbulento estado mental del autor postimpresionista en ese momento, ya que el cielo nocturno cobra vida con remolinos y orbes de pinceles aplicados frenéticamente que brotan del yin y el yang de sus demonios personales y de su asombro por la naturaleza. Según comentaba el artista en una de sus cartas a su hermano Theo, esta era la visión del pueblo que él contemplaba por la madrugada desde su ventana. La gran estrella iluminada de blanco, que el artista define como «la estrella de la mañana», es el planeta Venus según los expertos.

Similar Posts

One Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *